domingo, mayo 10, 2015

La calle y la escuela. TIC con el proyecto Historias de mi barrio, 1a ed.

Un semestre más puedo decir que reflexionar sobre vuestros blogs para la materia de TIC para la sociedad digital me ayuda y es un honor. Me hace preguntarme por el trabajo que hemos desarrollado, por lo que hemos logrado y por cómo armar el próximo curso. También me hace preguntarme por la profesión de maestro, por el ideal docente que intentamos cubrir en los centros de formación en la universidad, por mi propio trabajo como apoyo en vuestro proceso de indagación…
Este semestre hemos cambiado de tema central. He pasado de la memoria de la escuela que vivieron nuestros abuelos, por el que he  transitado con diversos grupos varios años, al recuerdo del barrio donde vivimos.

Javier Sánchez me ha acompañado en una transición sobre la marcha que tengo que confesar que me producía cierta angustia porque no he leído tanto de este proyecto como había leído para el anterior, fruto de un año sabático. Se trataba de transitar un lugar (el barrio) en vez de un momento (la escuela). Bueno, realmente espacio y tiempo están siempre presentes en ambos proyectos. Y hacerlo apoyados en la memoria de la gente, para acercarnos a ella, con suficiente distancia como para que fuera extraño a nuestro pensamiento convencional sobre todas las cosas. Lo que he aprendido ha sido en vivo, sobre la marcha, con las entrevistas que habéis traído. Si os habéis fijado, os he remitido a lo largo del curso algunas pistas de exposiciones, lecturas y materiales con los que he ido tropezando y que han aparecido cuando estábamos trabajando estos temas. Porque no se trataba de pisar el terreno de los geógrafos, sino de dar sentido al barrio que rodea nuestra vida y la de la escuela donde vamos a trabajar, indagar qué elementos emergen en nuestra búsqueda, para hacerlos relevantes, disfrutarlos, reflexionar sobre el papel de las TIC en todo este lío que es un proyecto.
Voy a hablar de vosotros, de lo que nos convoca en clase, de mis preocupaciones en este proceso formativo y del proyecto que hemos emprendido. Ya digo que con idea de que esta recapitulación que surge de leeros nos ayude tanto a vosotros como a mí, por si realmente hemos conseguido dar sentido al recorrido compartido.

Perfiles profesionales
A través del blog descubrimos voluntarios en actividades infantiles (Adrián, María Cam., José Carlos, Sara F., Daniel I.), compañeros que tuvieron vocaciones como deportistas  (Eduardo, Víctor, Adrián P. Almudena, Paula I., María P., Daniel G.), Daniel I. -por sus aficiones, federaciones o por provenir de TAFAD-, o han probado la física (María Cam.), la historia del arte (Carlos E.), la psicología (Paula), el periodismo (4), la publicidad (Sandra), veterinaria (1) o ciencias de la salud (2). Gentes en general interesadas por lo que le pasa a la gente.
Estamos aquí porque nos parece importante la profesión de enseñar. Algunos desde una carrera que descubrimos que no nos gustaba, otros por afinidades y otras razones, sobre las que conviene reflexionar, porque son determinantes. Las TIC en las aulas suponen una importante dosis de transformación y cambio. Es fundamental saber qué predisposición tenemos a reflexionar y cambiar las prácticas de enseñanza, lo que implica conocernos y conocer nuestras preconcepciones sobre la enseñanza.
Usar recursos como las TIC suele ser una traducción de la forma en que entendemos ser docentes. Aunque en esta carrera, cuando se cursa esta materia, es quizá demasiado pronto para saberlo, porque es una materia de primero.
Mi desafío es hacer percibir las TIC como un nuevo elemento en el tablero de la enseñanza, una reina con múltiples formas de ataque, que nos haga decidir repensar nuestra estrategia educativa. Ver las TIC como un simple peón es, quizá, no haber entendido nada de lo que hemos tratado de trabajar en el semestre.
El curso tiene una impronta social, de reivindicación de la gente y la comunidad. Alguno lo ha identificado y me lo ha dicho al acabar la clase. Miriam dice: darnos cuenta de lo que tenemos alrededor. Laura E. plantea que es pensar de manera colectiva, compartir conocimiento, aprende de la gente que entrevistamos. Lo que me lleva a pensar que podríamos convertir cada herramienta en ese vehículo.
A esa impronta social le añadimos las TIC como forma de vincular la comunidad y la escuela.
Otra impronta es la humanista, la que habla de la gente y sus emociones, que luego comentaré
El curso, claro, habla de enseñanza. Por ejemplo, hemos hecho una y otra vez el ejercicio de expresarse en público con apoyo audiovisual y recibir comentarios de nuestra actuación.
Afortunadamente, la palabra “vocacional” se ha utilizado de forma tasada en los blogs. Es bueno pensar que a uno le gusta esta profesión, pero lo triste es que el que te guste te blinde para abrirte a posibilidades diferentes a tu ideal de ser docente. Por ejemplo, cuando se dice “Las TIC son todo un regalo… para utilizar con criterio, madurez y buenas intenciones” (Virginia), el mensaje es que no vamos a experimentar, sino que van a ser un complemento de nuestra forma de entender la profesión, algo contra lo que hemos estado luchando todo el semestre.
Es una rareza todos los cursos encontrar estudiantes con un deseo transformador de la educación –era más común entre quienes estudiaban pedagogía-. Así se manifiesta Daniel D. Es una pena que le haya podido más la vida universitaria que el compromiso con el trabajo propuesto, porque este proyecto podría haber dado salida a algunas de sus aspiraciones.

El sentido de la materia en el plan de estudios, la alfabetización tecnológica
Según Cristina F., esta asignatura ha consistido en ver una serie de programas o herramientas y después realizar ejercicios con los mismos o hacer un pequeño comentario o reflexión habiendo investigado previamente sobre la herramienta. Qué pena. Uno piensa que se monta este tinglado para que represente algo más.
Las TIC son un aspecto de gran importancia en esta materia, es verdad, porque se dedica a la alfabetización tecnológica.
Muchos estudiantes han manifestado no tener formación en TIC: Mi conocimiento inicial era nulo (Adrián), estaba perdida, era difícil (María C.).
El curso ha sido un empujón de confianza (Nieves). Valoran muy positivamente lo mucho que han aprendido: Mi progreso ha sido notable…. Lo comentaba en  casa y con mis amigos (Adrián), mis entradas del blog (recogiendo el trabajo semanal) al principio eran más sencillas (María C.). Ha sido una experiencia muy buena (Miriam).
Algunos han podido utilizar las herramientas en otras materias de la carrera. Mis compañeros creerán seguramente que es porque estos estudiantes son nativos digitales. Pero la verdad es que lo han aprendido con gran esfuerzo durante los pasados meses.
Y algunos quieren saber si con estas herramientas tienen algún futuro en las clases de primaria, las prueban en sus clubs y en casa con su familia (Adrián, Alejandra, Laura F.).
La alfabetización tiene el problema de que no es invisible, los aparatos y el soft ocupan mucho, y entonces el problema parece más de cacharros que de soluciones educativas. Esto lo pone de manifiesto Sara F., para quien esta materia “aunque no hable de niños, como psicopedagogía o didáctica” la considera fundamental. ¿Que no habla de enseñanza? Pues sí que pesan los dispositivos y hacerlo en un aula llena de ordenadores…
Pero hay otras recompensas, como un estudiante despidiéndose con un apretón de manos, o Laura E. a quien le da rabia no poder seguir aprendiendo cosas con Javier y conmigo. O Almudena, que me deja de piedra cuando cae en la cuenta, al acabar el semestre,  de que, además de la consabida motivación y utilidad tan machaconamente repetida pero tan vacía, los usos de las TIC “dan más facilidad a la inclusión educativa, ya que permiten trabajar fácilmente en diferentes niveles (…) fomentan la globalización, es decir, con todas las herramientas que hemos aprendido a utilizar no se trata una misma materia o un mismo campo, sino que se trabajan varias a la vez favoreciendo la globalización en la enseñanza. También me he fijado en que muchas veces con las TIC es mucho más fácil individualizar el trabajo de cada niño, de tal forma que ayuda a impartir una enseñanza personalizada adaptada a las capacidades de cada uno de los alumnos que se tengan.” Este tipo de conclusiones no lo leo muy a menudo, no es habitual este grado de madurez.

Una perspectiva emocional de la educación
Es llamativo que la tendencia de todos en sus respectivos blogs sea a contar muchos aspectos de su vida. Adrián P., sin embargo, consigue contar algo personal sin caer en un relato de nacimientos, comuniones, viajes inopinados… incluso habiendo sido parido de un rinoceronte, tal y como recoge jocosamente en su línea del tiempo. Quizá ayuda que es periodista. Hay que trabajar mejor los temas de la privacidad.
A pesar de ello, la vida que hay en los blogs es de las cosas que más me interesan. Algunos cuentan cosas muy bonitas de sus motivaciones, sus relaciones en casa, como educadores, con deportes, aficiones y cosas que les mueven.
Parece que muchos encontraron momentos para pasarlo bien, disfrutar, sentirse a gusto… Eso era importante.
Se buscó colocaros en una posición de apertura, dar cabida a los sentimientos y las personas, como parte de una educación no más cotilla sino más humana.
También es interesante que se hable de referentes de maestros humanos (Cristina C.), que el curso nos conecte con ellos y su trayectoria.
Una actividad nueva este semestre fue la de ser enseñante de otros, una proyecto dentro del proyecto que hemos llamado padrinos/madrinas. Algunos hablan con mucho afecto de esta actividad, de lo que ha supuesto para ellos ayudar a otros, acompañarles.
Poco se dice de los profesores del curso, lo que siempre es un tema para reflexionar.

Reflexionar sobre el trabajo que se desarrolla
En general, aunque ha costado, se ha asumido que había partes de dentro del trabajo que lo redondeaban, 4 elementos (introducción, material generado, cómo lo he hecho, aplicación en primaria) de cada actividad emprendida.
Otros momentos para la reflexión eran el título del blog (que habrá que trabajar para otros cursos, porque no es muy sugerente casi ninguno de los elegidos), la introducción del blog (en la que en general se desprecia la propuesta hecha de temas sobre los que hablar) y la autoevaluación (sin comentarios).
Por la introducción descubro el sentido final al trabajo recorrido. Que se ha disfrutado, que ha habido una dificultad baja, con alguna actividad algo más compleja y otra sencillamente aburrida (Alejandra F.). Decir, de paso, que la idea de menú, frente a la de trabajo, no sé si me gusta en cuanto a lo que supone enfrentarse a una tarea como la de educar. Poco hay de conectar la calle y la escuela, la escuela con la calle.
Sobre el software con el que hemos jugado hay que decir que, en general, se ha intentado generar un “uso secundario”, no el elemental e inmediato derivado de la naturaleza del dispositivo o soft. Para que un fusil y un casco tuvieran otros usos tuvo que aparecer el pacifismo y el ingenio de los hippies de los sesenta. Para que las TIC tengan otros usos en las escuelas tiene que aparecer otro tipo de pensamiento pedagógico.
Todo este proceso ha llevado a alguna compañera a valorar que se ha producido un cambio muy sensible en la relación que establece entre la educación y la tecnología (Regina).

Usos secundarios de las TIC
La idea de transmitir información mediante computadores afortunadamente no está muy presente. Transmitir acaba siendo aburrido, Elena, aunque lo pongas con los Minions. Si no, mira todos los powerpoint que nos tragamos, que nos aburren brutalmente.
En el curso hemos defendido que los usos de las TIC tienen que ver con la construcción de conocimiento (Dayana) y la indagación, de la que el ejemplo más grande es el proyecto, del que luego hablaré.
En general, todo el mundo se ha prestado a buscar usos secundarios. Nadie ha renunciado de inmediato (Francisco).
Algunos estudiantes hacen un uso creativo de la línea del tiempo, un soft trabajado en el curso (hablan de cuándo se hicieron una brecha en la cabeza, su primer tatuaje… como Eduardo).

Una visión de conjunto del proyecto
Durante el curso se realiza un proceso de indagación con las TIC. Y se explora lo más cercano, nosotros mismos. Este semestre, además, lo intentamos conectar con el territorio más cercano, el barrio.
Varios, quizá demasiados, manifiestan que al principio no ven ninguna relación entre el proyecto y lo educativo (Adrián), o su carrera. Alguna participante se atreve a decir que es un proyecto aburrido (Regina). Parece que hay una opinión no muy favorable, porque hay comentarios en contra en clase (Miriam). Carlos E. lo señala con crudeza, que es un proyecto impuesto y que las personas que deben participar están muy lejos de la realidad que viven ahora los estudiantes. Esta opinión es demoledora. Precisamente esa lejanía de los estudianes y la gente es la que yo veo entre la escuela y la gente, y lo que significa la gente que vive a su alrededor, que lleva a sus hijos a las clases.
Al proponer el proyecto se planteó que hacer uno suponía un trabajo de documentación largo, buscar herramientas, ajustar las temáticas de indagación personal, ver el espacio de indagación del grupo… y que desde el que veníamos haciendo (la memoria de la escuela) podíamos asumir la temática del barrio. Trabajar con los grupos, definir qué información necesitamos, buscarla, compartirla, es algo que está comprimido y precocinado en este curso.
Una vez dentro, gusta, incluso maravilla. Por ejemplo: El proyecto me ha encantado, poder saber de mis abuelos (María C.), de su barrio (Cristina C.), una de las actividades más enriquecedoras que he hecho en la carrera (Paula I.). Ha obligado a sentarse con los abuelos (MiriamI). A alguien le ha parecido fascinante al encontrar tantas resonancias de la vida de la gente y lo educativo en lo que ocurrió en el barrio
Una participante quiere ver en el análisis del pasado la posibilidad de valorar el aprecio por lo que ahora tienen (María Cam.). Pero hay que decirle que, como pasa con el estudio de la historia, quiere ser más bien para dialogar con el futuro, para apreciar los saberes de la gente corriente, para valorar lo que nos rodea a lo largo del tiempo…
Algunos estudiantes perciben grandes posibilidades al proyecto, que permita realizar investigación, explotar la creatividad, trabajar la cooperación, o aprender a argumenta (María Cam.), lo que habla de la importancia de las TIC como herramientas para la indagación.
Se nos olvida en las valoraciones que las TIC traen la vida de la calle al centro y, tras nuestra indagación, son una devolución de la escuela a la gente.

Para terminar
La alfabetización nos bloquea, lo sentimental nos asusta, la reflexión nos cansa, los usos secundarios (por no inmediatos, pero igual de importantes) de las TIC en educación desaparecen, el proyecto aburre…
La secuencia de trabajo es, para muchos, muy dura, tener que trabajar todas las semanas. Para Ainhoa, ha sido una forma de aprender a perseverar, para realizar el blog a tiempo y meter concentración, esfuerzo, entusiasmo y creatividad en  cada actividad, dice.
Hay dificultades, no es un camino fácil. Hay que seguir peleando.
Nos quedamos con el disfrute de los participantes, el descubrimiento de otras narrativas, de la gente corriente, de las ganas de más, de caer en la cuenta, del proyecto que va creciendo de la nada, con vuestras entrevistas, con los temas que traéis, con las inquietudes de los entrevistados, con vuestras sorpresas sobre cosas desconocidas, recorridos desconocidos, personas desconocidas, que ya conocéis… otra visión de las TIC en las escuelas y para la comunidad en la que está esa escuela.



4 comentarios:

Elena Cuerva Gómez dijo...

Buenos noches Joaquín.
Soy Elena, una de las alumnas a la que haces referencia en esta entrada.
Me ha hecho ilusión saber que perteneces a ese grupo escaso de profesores que pone en práctica lo que enseña y que hace reflexiones sobre cómo ha ido todo y piensa en el desarrollo académico de los alumnos. No todos los días se encuentran profesores así.

Pero hay una cosa que no encuentro correcta desde mi punto de vista. Yo me he enterado de la existencia de este blog gracias a algunos compañeros que no sé cómo han llegado hasta él o si tú en algún momento, durante tus clases con ellos y no conmigo (porque a mí me ha dado clase Javier)les has indicado la dirección. Has hablado de nosotros, tanto bien como mal, y para mí, las críticas si son constructivas siempre aportan algo pero todo cambia cuando esas críticas se hacen "por detrás". No sé si a tus alumnos les has hecho estos comentarios en persona, pero lo que se refiere a mí no, y esto me deja varias dudas como por ejemplo si el comentario relacionado conmigo es positivo o una crítica, lo he notado algo ambiguo. Realmente eso no es lo que más me importa, si no que tú como profesor no nos lo hayas dicho en la revisión ni nos hayas avisado antes de nuestra aparición en este blog.

A lo mejor mis compañeros y compañeras no quieren que les expliques tus comentarios sobre nosotros en este blog, pero yo sí. ¿Qué quieres decir con que "transmitir acaba siendo aburrido, Elena, aunque lo pongas con Minions"? ¿Que yo soy aburrida? ¿Que mi manera de explicar no es la adecuada? o ¿que por mucho que hagamos vamos a aburrir a nuestros futuros alumnos? Me voy algo descontenta con esta comentario, porque si de verdad quieres decir alguna de las conclusiones que he sacado yo, que me entere a través de una pantalla y no del profesor, me parece mal.

De todas formas, gracias por tu dedicación a la asignatura y tu interés por los alumnos.

Elena Cuerva

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adrián de Pedro Villar dijo...

También diré yo que buenas noches.
Soy alumno del presente curso (2014/15), he trabajado activamente en este proyecto, y me ha gustado mucho, pues me ha dado la oportunidad de ver la utilidad de herramientas que en otras circunstancias no habría podido ver. Y el proyecto en sí ha sido algo en lo que nunca antes había trabajado. La experiencia ha sido grata.
También, como Elena, estoy muy agradecido por la dedicación, pero encuentro en este blog, esa mancha de la que habla ella.

Primeramente, quiero introducir esta entrada con el comentario acerca de la privacidad de la que dices que he de trabajar. Bueno, en mi blog, decía claramente que soy periodista -en mi presentación- en la primera entrada de todas. Era fácil llegar a ello, y de forma personal, publiqué dicho dato; pero sé trabajar la privacidad.
Aún así, quiero ir un punto más adelante, pues esto quizás es lo de menos.
En clase, no hemos trabajado es aspecto de la privacidad, y todo se ha pedido que se genere como algo público, lo que muchas veces hace cuestionar hasta qué punto sabemos qué partes son públicas, y qué partes del trabajo no.
Otro punto más, es que, como periodista, he aprendido que para publicar datos acerca de resultados que implican a personas de forma directa, es necesario un consentimiento previo ya sean encuestas de cualquier tipo, frases escritas o palabras a un micrófono, sea por un buen o mal motivo, pues a nadie le gusta ser criticado por un trabajo, menos si además es dicho públicamente.
Los datos pueden publicarse de forma anónima si no.

Es un pequeño apunte, nada más, porque sé que a muchas personas, salir citadas no les habrá sentado bien. Y la privacidad es algo, que pese a la edad, no siempre se sabe tratar. Yo me lo he tomado a bien, y además sé que me exponía a ello, porque nací, al igual que Jim Carrey, de un rinoceronte y lo hice público.
Pero no todos tenemos ni la misma edad, experiencia o capacidad para encajar críticas de forma pública.


Un saludo, y gracias por vuestro tiempo.

Joaquín Paredes dijo...

Gracias por los comentarios, en clase dije cuáles eran los problemas habituales del curso y el moodle del curso anunció esta devolución, me parece que es prácticamente imposible encontrar a los estudiantes de que se habla en esta devolución por las referencias que se hacen (pues no hay una lista de clase con los blogs más que en el espacio privado del curso). En fin, creo que es mi obligación hacer esta devolución, porque hablamos de otra escuela y otro tipo de profesionales.